sábado, 22 de diciembre de 2007

Tarde gris

Hoy hace una de esas tardes plomizas en las que el gris se destila a través de la preñez de las nubes suspendidas a media altura, amenazantes hasta la insolencia. El mar se encona y lanza sus aguas hacía el cielo en un intento vano por unirse a él como lo estaban en el principio de los tiempos. Ese principio remoto en el que no existían palabras ni símbolos, en los que el equilibrio de todo el universo se condensaba paradójicamente en algo que muchos eones después un humano denominó como singularidad.

Hoy he estado viendo Million dolar baby, del viejo Clint. Viejo pero que porte tiene el tío. Parece increíble que el tipo que comía perritos calientes mientras disparaba con su magnum45 a incautos cacos que osaron cometer fechorías en sus inmediaciones, sea capaz de expresar tanto en un primer plano. Tanto Million Dolar como Mystic River son películas magistrales; no me cabe ninguna duda de que se convertirán en clásicos imperdurables junto con otros tantos de su carrera como actor y como director. Me fijé ayer en que en ambas hay un plano cenital que marca el punto de inflexión definitivo dentro de la trama. En Mystic river es ese en el que Jimmy accede con sospecha nerviosa al parque donde yace su hija asesinada; una barrera de policías le impide el paso y aquel que fue su amigo en la infancia le ratifica con la mirada que es su hija la que ha sido asesinada. El gesto desgarrado de un padre enloquecido por el dolor, agarrado por media docena de policías y el plano subiendo lentamente. En Million dolar baby sucede justo después de que la pérfida, hasta el punto de que deseas su muerte, Osa blanca golpea a Maggie con traición impotente. Ella cae, se parte el cuello y el plano subiendo lentamente. Ambos planos son escalofriantes no ya sólo por la maestría con que han sido filmados sino por lo que representan para los protagonistas. Jimmy pierde a lo que más quiere en el mundo, al único legado que le quedaba de su difunta esposa, a partir de ese momento el odio invade su mirada y ya nunca nada será lo mismo si bien es capaz de mantener firme el rumbo de su vida. Maggie pierde todo solo unos minutos antes de alcanzar la cima a la que había ascendido con un tesón y una determinación propios solo de elegidos. Es un golpe demoledor para el espectador impaciente por ver el triunfo de alguien que se lo merece más que nadie. Lo sientes como si fuera la misma Osa la que te hubiera golpeado a ti. Eastwood también noquea a traición con un golpe directo, seco y fundido en negro.

Recuerdo una conversación con una vieja amiga que me decía que fue al video club y que como no le apetecía deprimirse en vez de Mystic River, que había oído que era de bajón, mejor había alquilado Million dolar baby… En fin.

Como decía, hoy hacía una de esas tardes plomizas y el viejo Clint ha terminado de rematar la faena.




16 comentarios:

Laluz dijo...

Desde que tengo hijos, hubo ciertas películas que no pude ver nunca, obviamente, conociendo de antemano el argumento. Pero he visto el video que colgaste y sentí ese desgarro del que hablás y que supo transmitir el director. Y, casualmente, hoy, aquí en Bs As la tarde también es plomiza.

Un saludo y felicidades

Pradero dijo...

Ya te lo dije pero ya se acerca Navidad y me pongo más cachondo que nunca, así que:
Feliiiiiizz Naaviidaaaaaddd!!!!

pietra dijo...

En fin...qué decir, soy la más pringada, pero eso no me vuelve a pasar. He decidido que sólo voy a coger películas con títulos estimulantes como por "2 tontos muy tontos", "Loca aventura descojonante" o, cambiando de registro, que una es polifacética, "Muerte mortal"

Carlos Paredes Leví dijo...

Compa�ero; no se puede mezclar cielo plomizo con ese tipo de pel�culas....Es de manual que supone una desesperada llamada a la nostalgia...
Lo que tiene que hacer es tomarse unos roncitos y verse un par de pel�culas de Pajares y Esteso.
Espero que estos d�as salga el sol, porque sino le tocar� ver por en�sima vez "Qu� bello es vivir ��" o para su desgracia, una reposici�n de "La tonta del bote": En este �ltimo caso, no tendr� m�s alternativa que entregarse a la qu�mica.
Saludos y felices fiestas, maestro.

Coronel Kurtz dijo...

LaLuz: Si no las viste... lo de tener hijos no es escusa. La escena en cuestión es para poner los pelos de punta porque el Sr Penn es uno de los mejores actores y borda la desesperación en una sola mirada.

Pradero: No te pongas muy cachondo a ver si vas a aumentar la familia :)

Pietra: Bienaventurados los ojos que te ven!
En días tan señalados no hace falta que acudas al videoclub... te las pasan directamente en horario de máxima audiencia.

Carlos: En estos días el ron es insuficiente. Hay que darle a drogas más duras :) Sabes que siempre sigo tus consejos así que a ver como consigo las de Esteso y Pajares.

Felices fiestas... si las celebran

Mad Hatter dijo...

Osea que eres del Barça, vamos.
Es broma, yo también soy superfan de Clint Eastwood, una de mis favoritas es "Los Puentes de Madison".

¡Feliz Navidad! Coronel.

Coronel Kurtz dijo...

Hatter: Nada que ver con el Barça. Soy del Madrí.

Feliz Navidad.

Antígona dijo...

Coronel, además de lo que dices, creo que Million Dollar Baby es también una preciosa historia de amor. Es verdad que Maggie lo pierde todo, sí. Pero gana el reconocimiento de saberse querida. Y Eastwood se ve forzado a un acto heróico, también de amor, que es posible que le haga reconciarliarse con todos sus errores pasados.

Es una película tristísima. Pero también hermosa.

Un beso

Mavi dijo...

Dos peliculones!!!!

Mystic la he visto varias veces, y Million tan solo una pero ... casi me ahogo, que mal lo pasé.

¿Qué dijo tu amiga después de verla, porque acertó de pleno? jajaja.

Bueno Coronel, felices fiestas a usted and family.

Mad Hatter dijo...

Pues entonces no me explico esa tristeza, seguro que la tarde no era tan gris sino que tendría algún que otro destello blanco (je, je).
Felices fiestas desde Madrid.

Coronel Kurtz dijo...

Antígona: Lo tuyo es indudable optimismo. Él también pierde todo.

Mavi; Me alegra tenerte por aquí.
Lo que dijo mi amiga mejor que se lo cuente Pietra :)

Hatter: En realidad esto sucedió antes... un tal Baptista me alegró el día.

Un saludo

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Me quedo con Mystic river, la otra me resultó demasiado fábula, no se, lo que me gusta de las pelis de este señor es que siempre dejan lugar a la mirada del expectador, pero la de Million dolar baby, me pareció demasiado evidente, no daba lugar a interpretaciones ajenas, era la leña que ardía y punto.
Ah, el señor Bacon está impresionante en Mystic River.
Feliz año 2008, ando de fiestas... por eso estoy ausente.

Mavi dijo...

Jajajaja, con que la señorita Pietra es la que me lo puede contar!!!, no sé cómo no lo imaginé jajajaja.
De todas formas anda desaparecidilla (a ver si se da por aludida)

Besos, y feliz año si no volvemos a coincidir, y dígale a la Sra. Mamba que se asome por la blogosfera que la echamos de menos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Se ha visto ya "Yo hice a Roque III" ???

Coronel Kurtz dijo...

Delirium: A mí Million me dejó una duda moral importante. No me pareció evidente en absoluto.
Bacon está bien, pero el que está que se sale por los cuatro costados es el sr Penn. Quizás el mejor actor del momento, en mi opinión.

Mavi: Pietra a su bola... para variar.
Se lo hago saber a la Mamba.
Un beso

Carlos: La vi en su momento (si es que tiene alguno). Sin duda viene muy al caso :)

Abrazos

koolauleproso dijo...

Considero a Clint Eastwood el mayor maestro vivo del cine. A la altura de los más grandes. Como John Ford, también tuvo que llevar el "sanbenito" del conservadurismo que le adjudicó un sector de la crítica que siempre se ha caracterizado por su alarmante miopía.
Para mi, que soy un inválido, "Million dollar baby" es una película especialmente conmovedora.
El personaje que interpreta Clint me recordó tanto a mi propio padre, que reconozco que hubo momentos en que sentí una lágrima recorrer mi mejilla.
Saludos desde la "leprosería"