miércoles, 24 de octubre de 2007

MemEnigma


9 comentarios:

Germánico dijo...

Círculos concéntricos creados por el movimiento sincrónico de miles de millones de moléculas de H2O sobre un fondo de geometría y coloración variable. El caos del agua toma forma ordenada, el orden de las moléculas en las piedras toma formas diversas, al ser estas moldeadas por el puro azar. El agua es la sustancia de la vida, que hace posible ese misterioso orden dinámico, esa rebelión contra el orden estático, bello pero indiferente y carente de valor sin valorador, de la materia pura.

Germánico dijo...

Y después de este rollo....¡Que belleza!

Ijon Tichy dijo...

Una diana creada después de lanzar la piedra.

Tiene la ventaja de que se acierta siempre en el blanco.

ladydark dijo...

Yo debo de estar filosófica porque lo primero que se me ha ocurrido ha sido Heráclito y su todo fluye, aunque ahora que lo pienso no tiene mucho que ver, casi significaría lo contrario, lo mismo es por eso por lo que he pensado en la noción de fluir, por contraposición... Ahora me ha dejado usted muy pensativa Coronel, va a resultar que mi cerebro funciona a la inversa (lo cual explicaría muchas cosas de mi misma, para que engañarnos...). Buen fin de semana renegante.

Peggy dijo...

Todo empieza y acaba , ondas concentricas , orden dentro del caos ...todo tiene un sentido , aunque no se evidencie

Lope de Aguirre dijo...

Huele a limpio.

Ninotchka dijo...

Es como ver el mundo desde más allá del cielo, el agua es como el sol, como las nubes blancas de la infancia y las piedras el mundo, la vida, las casas, los coches, la gente. Todo demasiado cerca como para poder respirar bien pero... algo te dice desde tan arriba que si apartas un poco las piedras puedes encontrar más abajo algo maravilloso: un brillante árbol rojo*
http://barbara-fiore.com/84-933980-4-7/933980-4-7-1.html

Chur dijo...

Estaba visitando unas cuevas enormes en la provincia de Málaga, las visitas estaban muy restringidas pero tuve la suerte de ser guiada por uno de los miembros del equipo de investigación.
Recuerdo un momento en el que fui a tocar algo que había en una depresión en el suelo cuando, para mi sorpresa descubrí que esa depresión estaba llena de agua. La pureza y la quietud eran tan grandes que se confundía con el espacio y lo único que delató su presencia fueron esos circulitos concéntricos que provocaron el roce de mis dedos….
Se podrían sacar muchas conjeturas, abstracciones y demás leches.
Yo me quedo con las sensaciones.

Anderea dijo...

A mí también me huele a limpio. Pero a un limpio muy calculado, muy contenido, controlador.

El ojo del agua. La rueda de agua que rueda los cantos rodados.

Todo menos natural.