domingo, 21 de octubre de 2007

Paradojas individuales

“El hombre es social no sólo porque nace en sociedad, sino porque la sociedad estructura su inteligencia, mediante el lenguaje y la cultura, y, además, porque necesita vivir en sociedad para cumplir sus fines privados. La felicidad íntima es un proyecto que sólo puede alcanzarse integrándole en un proyecto mancomunado. Sin embargo la cultura occidental ha descubierto la individualidad, la autonomía, como gran conquista, lo que provoca contradicciones peligrosas en un ser que es inexorablemente social, pero al que la sociedad parece animar a una desvinculación social. Tal vez nos estamos timando a nosotros mismos.” - José Antonio Marina – Aprender a vivir

A veces los pensamientos de otros y los propios confluyen producto de una aparente casualidad. Sucede que, quizás, un montón de ideas desconectadas, de pensamientos que todavía no han encontrado su armario, comienzan a juntarse como por arte de la curiosidad y del azar. A través de las palabras de otros tus propios pensamientos comienzan a tomar la forma que no encontrabas. Por eso es tan necesario comunicarse, para no resultar un simple cascarón mecido por los vientos de la inseguridad individual. Porque no nos llevemos a engaño, la seguridad de aquel que cree ser capaz de conseguir todo por si mismo, no existe, es una impostura que acaba vaciándose tarde o temprano.

Lo digo porque a este extracto que encabeza el artículo, se le ha unido un, a mi entender, magnífico texto de La funámbula en el que enreda con el fino hilo de desencanto la necesidad de comunicarse con los afines, de encontrar puntos comunes, parecidas aficiones, mismas formas de expresarse… necesidad de ser comprendido tal como se es en la intimidad de uno mismo, al fin y al cabo. Porque de resultas de nuestra inevitable individualidad, necesaria para poder acercarse al conocimiento de uno mismo, surge otra necesidad: la de expresar esa individualidad y hacerla comprensible a los demás. De encontrar otras individualidades que encajen sin fricción con la que uno ha ido creando a golpe de cincel, de experiencias, lecturas y avidez de conocimiento, de novedad, de sorpresa.

No creo que se trate exclusivamente, como dice Funámbula, de una cuestión de lucimiento, de compartir y comunicar, que lo son. El hecho que nos acerquemos hasta estos lugares que hemos creado, unos con más mimo que otros, es también producto de una necesidad de aceptación, de ver que nuestras palabras despiertan la curiosidad de almas afines, de que no nos encontramos solos. Por desgracia, en esta sociedad en el que el tiempo transcurre a velocidad insoportable para nuestras limitaciones de humano, se hace necesario crear un espacio propio y que nos esforcemos por hacerlo común, en la medida de nuestras posibilidades. Este medio que es internet, este conducto dentro del medio que son los cuadernos de bitácora, son el paradigma de esa necesidad de expresión que, muchas veces, por temor a la incomprensión y a la herida, no nos atrevemos a encauzar dentro de nuestros habituales ámbitos de desarrollo vital. Y aquí surge una de las paradojas de nuestro tiempo en el que utilizamos una máscara, un mote, un lugar virtual de comunicación para ser nosotros mismos, mientras que en nuestros lugares “reales” de desarrollo, utilizamos máscaras para ocultar quien somos en realidad, que nos mueve y que nos hace ser como somos. Nuestra necesidad de comunicación se extravía entre extraños, que no ajenos.

I've been down and I'm wondering why these little black clouds keep walking around with me, with me

It wastes time and I'd rather be high, think I'll walk me outside and buy a rainbow smile, but be free, they're all free

So maybe tomorrow I'll find my way home
So maybe tomorrow I'll find my way home

I look around at a beautiful life been the upperside of down, been the inside of out, but We breathe, We breathe

I wanna breeze and an open mind, I wanna swim in the ocean, Wanna take my time for me, all me

So maybe tomorrow I'll find my way home
So maybe tomorrow I'll find my way home
So maybe tomorrow I'll find my way home
So maybe tomorrow I'll find my way home
So maybe tomorrow I'll find my way home
So maybe tomorrow I'll find my way home


4 comentarios:

Germánico dijo...

Esperemos que no llegue el día en que todo el mundo escriba y nadie lea.....

Es bueno que quede algo de misterio. El misterio hace interesantes cosas que de otra forma no lo serían. ¿Quién se esconderá tras la máscara de "x"?. Se produce la paradoja, en muchos casos, de que uno no revela su identidad, y expone empero sus sentimientos íntimos.

Para muchos internet es un lugar donde soltar exabruptos, para otros uno donde soñar, para otros.....

Para mi es un lugar donde contar cosas que, de otra forma, no contaría.

ladydark dijo...

Completamente de acuerdo con usted Coronel. Seguramente no me expresé bien (las prisas de la rabia en cierto modo) pero lo que quería decir es, muy pobremente, lo mismo que usted ha dicho, aceptación, comunicación y conseguir no estar tan sólos. Me ha parecido especialmente interesante el juego de las máscaras que propones, nunca lo había visto asi, en realidad siempre usamos esas máscaras, en nuestro cuaderno donde vertimos intimidad y también en nuestro "ser social" fuera de este espacio reducido y virtual. Tal vez por eso me cueste aceptar determinadas cosas, ese punto dónde la persona virtual se hace real, donde se dan la mano ambas y discernir entre ambos, me termino por liar ante esa doble realidad. Uf perdone usted Coronel por irme por las ramas pero se esta cómodo en esta casa construida de "renegaciones" y una se suelta. Tengo más que comentar pero en el trabajo mi "ser laboral" me requiere, seguiremos :).

Coronel Kurtz dijo...

Germánico. Que duda cabe que internet ancho es. Cabe de todo en este cibermundo como lo cabe en el real. Por eso trataba de centrarme en el mundo de los blogs, en el que aquel que se embarca en la aventura y no sucumbe en el intento, cuida su producto, mima sus entradas, está pendiente de un público... esto no son chats, ni foros en los que puedes mudar tu piel tantas veces como te parezca. Es decir que la gente que navega por la blogosfera tiene parecidas motivaciones, aunque cada uno las disfrace (enmascare) como quiera y, al final, lo dicho... necesidad de expresarse, de comunicarse con afines... y eso esconde, inevitablemente,una necesidad de ser comprendido.

Coronel Kurtz dijo...

Ladydark, se expresó usted perfectamente, fino y sutil, que es de lo que se trata cuando se escribe con sentimiento.
Yo siempre he dicho que cuando me voy a lidiar con el mundo me pongo las siete caretas. Los míos, los que yo quiero, los que a mi me apetece, esos me conocerán como soy pero... no es gratis. Labora, labora... :)